Del Tren Maya a los simpatizantes “de apariencia extranjera”:

el asedio constante de la Serena a los zapatistas

Los correos filtrados de la Sedena han permitido saber que el EZLN es uno de los colectivos más asediados por la inteligencia militar ante su postura de rechazo a las grandes obras y programas del Gobierno

Integrantes del Ejército Zapatista durante el acto inaugural del Segundo Encuentro Internacional de Mujeres que Luchan. [Isabel Mateos | AP]

De todas las fichas elaboradas por el Ejército mexicano (Sedena) en la vigilancia a potenciales enemigos, entre ellos carteles de la droga, grupos de feministas, padres de niños con cáncer o defensores de la tierra, la vigilancia a los zapatistas del EZLN es la más estrecha y detallada.


La información obtenida de la masiva filtración de correospermite saber que el Ejército está obsesionado con las bases del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas. El seguimiento incluye detalladas fichas en las que se incluye detalles de eventos, descripción de líderes y fotografías de simpatizantes. También existe un diagnóstico sobre el futuro del grupo que ha permitido ver la fijación del Ejército con un movimiento indigenista que jamás disparó un tiro, pero que declaró la guerra al Estado en 1994.


Hasta nueve documentos distintos dan cuenta del funcionamiento de los caracoles, los movimientos del subcomandante Galeano -antes conocido como Marcos- o las actividades políticas de María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, precandidata presidencial en los comicios de 2018. Gran parte de la preocupación castrense sobre los indígenas tiene que ver con su postura sobre algunos de los mega proyectos impulsados por el presidente Andrés Manuel López Obrador. En el documento titulado Postura del EZLN por la construcción del Tren Maya, de enero de 2020, se revela la investigación que la Sedena realizó en las regiones con presidencia zapatistas intentando averiguar la forma en que los insurgentes actuarían contra dichas obras.