El régimen de Irán endurece la represión y aumentó un 20% el sueldo a las fuerzas de seguridad

En medio de la ola de protestas, las autoridades recrudecieron la persecución a los jóvenes que participan de las marchas en las universidades, epicentro de las manifestaciones desatadas tras la muerte de Mahsa Amini


Policía antidisturbios en las calles de Teherán [WANA | Reuters[

El régimen de Irán aprobó este domingo una subida del 20 por ciento a los salarios de las fuerzas de seguridad del Estado en medio de una ola de protestas contra las autoridades tras la muerte bajo custodia de la joven kurda-iraní Masha Amini por llevar mal puesto el velo.


El Parlamento argumentó que la subida tiene como objetivo reflejar el peligro para la seguridad al que se enfrentan las fuerzas de seguridad en relación a los funcionarios civiles, según informa la agencia oficial de noticias iraní IRNA. La decisión fue adoptada por 164 votos a favor, 29 votos en contra y 15 abstenciones.


La enmienda fue presentada por el representante Ahmad Amirabadi Farahani, quien acusó el martes a dos periodistas iraníes de trabajar para la CIA por tomar una imagen de la hospitalización de Amini y cubrir su entierro.


Más represión

Las autoridades iraníes han endurecido la represión en las universidades con la expulsión de estudiantes de facultades y residencias por su participación en las protestas desatadas por la muerte de Mahsa Amini, además del arresto de un número indeterminado de universitarios.


Fuentes universitarias informaron a Efe de que en las últimas horas se ha producido numerosas expulsiones de estudiantes de universidades y de residencias estudiantiles en Teherán por su protagonismo en las movilizaciones que sacuden el país.


Además, varios centros universitarios vivieron ayer fuertes choques con las fuerzas de seguridad.