top of page

Qué son las FAR, el grupo paramilitar que tiene a Sudán al borde de una guerra civil

Están acusadas de cometer crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur, al oeste del país. Entre sus antecedentes se encuentran violaciones, saqueos e incendios de pueblos a principios de la década de 2000

Una humareda en Jartum, Sudán, el sábado 15 de abril de 2023. En la capital y otros lugares de la nación africana se produjeron choques entre el ejército de Sudán y un poderoso cuerpo paramilitar. [AP | Marwan Ali]

Sudán está al borde de la guerra civil después de que un grupo paramilitar conocido como Fuerzas de Apoyo Rápido- FAR (RSF, por sus siglas en inglés) dijera que se había hecho con el control del Palacio Presidencial y de dos aeropuertos internacionales, incluido uno en la capital, Jartum. Los líderes militares sudaneses rechazaron las afirmaciones y ambas partes se acusaron mutuamente de iniciar las batallas, en las que aviones de combate lanzaron ataques aéreos en la capital.


La violencia se produce tras años de crecientes tensiones entre las FAR y el ejército sudanés, encabezado por el presidente, teniente general Abdel Fattah al-Burhan, mientras el país lucha por la transición a un gobierno dirigido por civiles.


Esto es lo que hay que saber sobre la fuerza paramilitar enfrentada a las fuerzas armadas sudanesas.


¿Qué son las Fuerzas de Apoyo Rápido?

Las Fuerzas de Apoyo Rápido surgieron de la milicia Janjaweed, acusada de cometer crímenes de guerra y contra la humanidad en Darfur, región del oeste de Sudán. Según grupos de derechos humanos, las Fuerzas de Apoyo Rápido violaron, saquearon e incendiaron pueblos a principios de la década de 2000. También ayudó a Omar al Bashir -a quien la Corte Penal Internacional acusa de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio- a sofocar una rebelión durante su presidencia.


En aquella época, el ejército sudanés contaba con una potente fuerza aérea y armamento pesado, pero carecía de la movilidad necesaria para combatir con eficacia en las zonas rurales y las zonas áridas de Darfur. Utilizando caballos, camellos y camiones 4x4 con armas montadas, los Janjaweed -y más tarde la FAR- atacaron por igual a rebeldes y aldeas civiles.


“Ayudaron a cambiar el curso de la guerra a favor del gobierno de Bashir”, afirma Cameron Hudson, experto en paz y seguridad en África del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.


En la década de 2010, la milicia se había transformado en una unidad de respuesta rápida más formal, conocida como Fuerzas de Apoyo Rápido. Bashir recompensó económicamente a la unidad y sus mandos se hicieron ricos y poderosos. Comenzó a desplegar el grupo más allá de Darfur para responder a la violencia tribal a lo largo de las fronteras de Sudán.


“Estaban imponiendo la voluntad de Jartum en estas zonas rurales”, dijo Hudson, y agregó que la élite militar tradicional de Sudán despreciaba a la FAR como pastores sin educación.


En 2019, las protestas civiles expulsaron a Bashir del poder. Dos años más tarde, los militares y la FAR dieron un golpe de Estado antes de entregar el poder a un gobierno dirigido por civiles bajo presión internacional a finales de 2022. Pero ese acuerdo parece haber fracasado, preparando el escenario para los enfrentamientos del sábado.


El ejército formal de Sudán, que incluye una fuerza aérea, tiene una gran ventaja sobre la FAR y está mejor situado para defender posiciones fijas, según los expertos. Debido a que la FAR ha luchado tradicionalmente en zonas rurales, sus miembros no están bien entrenados para la batalla en ciudades más urbanas como Jartum.


¿Quién lidera el FAR y qué tamaño tiene el grupo?

Mohamed Hamdan Dagalo, conocido universalmente como Hemedti. [Getty Images]

El FAR está dirigido por el Vicepresidente Mohamed Hamdan Dagalo, conocido universalmente como Hemedti.


Según los analistas, el grupo cuenta probablemente con unos 100.000 miembros. En los dos últimos años, Hemedti ha llevado a cabo una rápida campaña de reclutamiento que ha contribuido a aumentar las filas del FAR. Sus tropas proceden en gran medida del oeste de Sudán, cerca de Darfur, y de zonas abandonadas durante mucho tiempo por el gobierno, incluidas las regiones del este cerca del Mar Rojo y a lo largo de la frontera con Sudán del Sur, dicen los expertos.


Antes de su rápida expansión, un informe del Servicio de Investigación del Congreso de 2019 afirmaba que FAR contaba con hasta 50.000 efectivos , entre los que supuestamente había niños soldado.


El líder del grupo, Hemedti, tiene orígenes humildes como pastor de camellos de una tribu minoritaria de Darfur y fue una vez rebelde. Con el tiempo cambió de bando y convirtió la FAR en un poderoso grupo mercenario. A medida que ganaba influencia y riqueza en Sudán, Hemedti ampliaba también su alcance regional, desplegando tropas en Yemen por cuenta de Arabia Saudí y en Libia por cuenta de Emiratos Árabes Unidos.


Según Hudson, Hemedti también ha hecho negocios con el Grupo Wagner, un grupo de mercenarios rusos, en la extracción de oro y en operaciones de seguridad en las zonas auríferas de Sudán.


Hemedti ha intentado presentarse como un hombre de bien que defiende las “zonas marginadas” de Sudán, según Hudson.


¿Cuáles son los objetivos de Hemedti y las FAR?

El grupo y su líder siguen buscando legitimidad política y regional y, al parecer, han construido una flota de vehículos blindados y han adquirido aviones no tripulados, según Mohamed Osman, que investiga Sudán para Human Rights Watch.


“Se trata de una evolución histórica desde una fuerza miliciana hasta esta fuerza militar independiente y fuerte que se está viendo en estos momentos”, afirmó Osman.


El principal objetivo de Hemedti es sobrevivir, dijo Hudson, y que se le otorgue un papel constitucional en el país. Ha contratado empresas de relaciones públicas en Canadá y el Reino Unido para intentar mejorar su imagen -y la imagen de las FAR- en Sudán y en todo el mundo.


El grupo también ha intentado ganarse la lealtad de las zonas más marginadas fuera de las ciudades proporcionándoles alimentos. Pero como Hemedti y otros se enriquecieron y se hicieron poderosos saqueando algunas de esas mismas aldeas, es poco probable que esa estrategia funcione, según Hudson.

 

(c) 2023, Washington Post | Infobae

https://www.infobae.com/wapo/2023/04/17/que-son-las-far-el-grupo-paramilitar-que-tiene-a-sudan-al-borde-de-una-guerra-civil/

Related Posts

See All

Comments


Featured Review
Tag Cloud
bottom of page