top of page

Violencia en Sudán:

el ejército y los rebeldes acordaron corredores humanitarios pero siguen los enfrentamientos

La capital del país vivió de nuevo este viernes explosiones y ataques aéreos, horas después de que las dos partes beligerantes firmaran en Arabia Saudita un pacto para permitir la ayuda internacional

Bombardeos en Jartum [Reuters | Mohamed Nureldin Abdallah]

El viernes, aviones de guerra rugieron sobre Jartum mientras las explosiones lo sacudían, apenas unas horas después de que las partes enfrentadas de Sudán acordaran respetar los principios humanitarios en su espiral de conflicto, sin que se vislumbre una tregua.


Casi un mes después del estallido de los combates, que han causado más de 750 muertos y cientos de miles de desplazados, las dos partes firmaron el acuerdo a última hora del jueves en unas conversaciones celebradas en la ciudad saudí de Yedda.


Pero ya a la mañana siguiente la situación sobre el terreno parecía no haber cambiado, y las fuerzas de dos generales rivales volvían a intercambiar disparos en la capital, donde viven cinco millones de personas.


Un testigo en el sur de Jartum informó de “aviones de combate sobrevolando la ciudad y del sonido de enfrentamientos y explosiones”, mientras que otro en el norte informó de “ataques aéreos y del sonido de misiles antiaéreos”.


En el oeste de Darfur, donde se han producido algunos de los combates más sangrientos, la gente se puso a cubierto de los intensos disparos y las ráfagas de artillería, según los testigos.


Los enviados de los dos generales -el jefe del ejército Abdel Fattah al-Burhan y el comandante paramilitar Mohamed Hamdan Daglo- habían acordado en Yedda “reafirmar nuestro compromiso de garantizar la protección de los civiles”.


El acuerdo compromete a ambas partes a permitir la llegada de la tan necesaria ayuda humanitaria y también exige el restablecimiento de la electricidad, el agua y otros servicios básicos.


Cautela en las conversaciones

Los generales alcanzaron un acuerdo en Arabia Saudita [Reuters]

Estados Unidos y Arabia Saudita, que lideraron la campaña diplomática, afirmaron que las conversaciones seguían su curso con una propuesta sobre la mesa para una tregua de 10 días, que podría conducir a negociaciones sobre un fin de los combates a más largo plazo.


Pero los diplomáticos estadounidenses fueron francos sobre los obstáculos en las conversaciones de Jeddah, de casi una semana de duración.


No se trata de un alto el fuego. Se trata de una afirmación de sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario”, declaró un funcionario estadounidense que participa en las negociaciones, añadiendo que las dos partes estaban “bastante alejadas”.


El representante especial de la ONU, Volker Perthes, acogió el acuerdo como un “primer paso significativo”.


Lo importante es que “las dos partes se han comprometido a proseguir las conversaciones bajo mediación (saudí y estadounidense)”, declaró Perthes, quien añadió que esperaba que las conversaciones sobre el alto el fuego se reanudaran a última hora del jueves o el viernes.


Casi 200.000 personas han huido de Sudán, además de los cientos de miles de desplazados dentro del país, según informó el viernes la ONU.


Al menos 18 trabajadores humanitarios han muerto desde que estalló el conflicto el 15 de abril, y muchas agencias internacionales han suspendido su trabajo.


El Programa Mundial de Alimentos de la ONU declaró que sólo en Jartum se habían saqueado alimentos por valor de millones de dólares.


Aislados

El edificio del Banco Nacional tras ser bombardeado [Reuters]

Más allá de Jartum, la región de Darfur, asolada desde hace tiempo, ha sido testigo de algunos de los peores disturbios.


La región lleva asolada por el conflicto desde 2003, cuando el entonces dictador Omar al-Bashir armó a tribus árabes nómadas para formar las Janjaweed -de las que surgieron las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido de Daglo- para contrarrestar una rebelión de minorías étnicas.


Aquella guerra dejó cientos de miles de muertos y más de dos millones de desplazados.


Darfur sigue inundado de armas, y ha visto cientos de muertos y cientos de miles de desplazados durante las hostilidades actuales.


Sólo en abril, más de 200 personas murieron en enfrentamientos entre una comunidad árabe y la minoría massalit no árabe en la zona de Krink, en Darfur Occidental.


En El Geneina, capital del estado de Darfur Occidental, testigos afirmaron que el viernes los civiles intentaban huir del fuego de artillería.


Según la ONU, la población civil de Darfur ha vuelto a armarse en los últimos disturbios, que han “desencadenado la violencia intercomunitaria”, con relatos de saqueos desenfrenados y ataques incendiarios.


Según Mohamed Osman, investigador de Human Rights Watch, la población de Darfur ha quedado “aislada”, con “tiendas y el mercado local destruidos, y el principal hospital sin funcionar”.


¿Motivos ocultos?

Una mujer sudanesa refugiada en Darfur [Reuters | Zohra Bensemra]

El conflicto estalló tras una lucha de poder entre Burhan y Daglo, la más reciente sobre la integración de la RSF de este último en el ejército en el marco de una transición prevista hacia un gobierno civil.


Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, la fuerza prodemocrática marginada en un golpe de Estado en 2021, saludaron la declaración de Yedda como “un primer paso en la dirección correcta”.


La Unión Europea la acogió con cautela. “El valor de la declaración dependerá totalmente de si las partes la cumplen y transforma la situación sobre el terreno”, declaró un portavoz.


“Aunque todos los esfuerzos para detener los combates son bienvenidos, un alto el fuego sostenible... es un imperativo urgente y atrasado”.


Después de que las treguas anteriores se evaporaran, EEUU dijo que las dos partes también acordaron en Jeddah por primera vez formas de supervisar cualquier alto el fuego.


Un segundo funcionario estadounidense dijo que las negociaciones fueron “muy duras” y reconoció que ambas partes pueden tener motivos ocultos.


“Sinceramente, hay cierta esperanza por ambas partes de que la otra parte sea vista como la autora de las violaciones”, dijo.


“Hemos visto violaciones por ambas partes en todos los alto el fuego hasta la fecha y no esperamos que eso cambie”.

 

(c) 2023, Infobae

https://www.infobae.com/america/mundo/2023/05/12/violencia-en-sudan-el-ejercito-y-los-rebeldes-acordaron-corredores-humanitarios-pero-siguen-los-enfrentamientos/

0 views

Related Posts

See All
Featured Review
Tag Cloud
bottom of page