EE. UU. expulsó al primer gran grupo de venezolanos tras nuevo pacto migratorio

Es la primera deportación de un grupo de venezolanos a México, por cruzar la frontera de forma irregular, que se hace bajo el nuevo pacto migratorio entre ambos países.

La primera deportación de migrantes venezolanos, por parte del Gobierno de Estados Unidos, sorprendió este jueves a cientos de compatriotas y migrantes de otras nacionalidades que se encuentran varados en la ciudad mexicana de Tapachula, estado de Chiapas (México). [EFE | Juan Manuel Blanco]

Unos 300 venezolanos fueron devueltos a Ciudad Juárez (norte de México) desde Estados Unidos, en la que es la primera gran deportación tras la entrada en vigor del acuerdo firmado entre ambos países para ordenar la migración. Las expulsiones han desatado una ola de confusión y tristeza.


Un primer grupo de un centenar fue conducido a territorio mexicano la misma tarde del miércoles tras una espera de varias horas en la frontera, mientras que este jueves se sumaron unos 200 más, explicaron migrantes y activistas.


Los venezolanos recibieron con gesto de tristeza la noticia de las nuevas condiciones para ingresar a Estado Unidos, donde muchos de ellos tienen familiares.


“¡Ayúdenos por favor! Me siento triste porque venimos de tan lejos, yo tengo ronchas en los pies. Yo tengo a mi bebé enfermo”, dijo a la AFP el venezolano Pedro Leyva.


Muchos se han quedado sin dinero y los albergues para migrantes en Ciudad Juárez están al borde de su capacidad.


“Andamos por la calle, nadie nos quiere dar ayuda (...) a ver qué opción nos dan. Necesitamos lo más pronto una respuesta de esto”, dijo Elionaxi Castillo, de 28 años.


El sacerdote Francisco Calvillo, director de la Casa del Migrante de Ciudad Juárez, lamenta que los gobiernos decidan “en el escritorio, desde arriba” estos acuerdos sin conocer la realidad y “caos” que desatan.


“Sería interesante (que los gobernantes) conocieran lo de abajo, les quitan su ropa, sus papeles, los dejan más vulnerables”, lamentó el religioso.