Golpe de Estado en Burkina Faso, ¿qué está pasando en el país?

En un mensaje dirigido a la nación en la televisión estatal, los golpistas anunciaron la disolución de la Constitución y del Gobierno de transición.

Jóvenes se manifiestan en Uagadugú el 30 de septiembre de 2022. Se escucharon disparos antes del amanecer del viernes alrededor del palacio presidencial de Burkina Faso y la sede de la junta militar, que tomó el poder en un golpe de estado en enero pasado. [AFP | Olympia de Maismont]

Un grupo de soldados dirigidos por el capitán del Ejército de Burkina Faso Ibrahim Traoré dio hoy un golpe de Estado y derrocó al líder de la junta militar que dirigía el país, teniente coronel Paul-Henri Sandaogo Damiba. En un mensaje dirigido a la nación en la televisión estatal, los golpistas anunciaron la disolución de la Constitución y del Gobierno de transición, así como el cierre de las fronteras nacionales tras un día marcado por la confusión debido a la sublevación de militares en la capital, Uagadugú.


Damiba enfrentó un creciente descontento por la violencia yihadista y una reciente represión en el país, incluida a restricción de manifestaciones políticas. Es el segundo golpe de Estado en ocho meses, pues Damiba había derrocado al expresidente Roch Kabore en enero, en parte por la misma razón.


Burkina Faso soporta frecuentes atentados yihadistasdesde abril de 2015, cometidos por grupos ligados tanto a Al Qaeda como al Estado Islámico, cuyas acciones afectan a diez de las trece regiones del país, especialmente al norte. La inseguridad ha provocado que el número de desplazados internos en Burkina Faso ascienda ya a casi dos millones de personas, según los datos del Gobierno.


El país estaba en una situación incierta desde esta madrugada, después de que los militares ocuparan varias zonas estratégicas de Uagadugú, donde cerraron escuelas, bancos y negocios. En el centro de la capital, Efe pudo ver a ciudadanos aplaudiendo a los soldados que custodiaban ciertas calles de la ciudad, así como a manifestantes que portaban banderas rusas (mercenarios rusos ayudan al vecino Mali en la lucha antiyihadista) y pedían a los militares sublevados el derrocamiento de Damiba.


También se escucharon detonaciones de madrugada en el cuartel militar General Baba Sy, donde comenzó el pasado 24 de enero el golpe de Estado liderado por Damiba, y que más tarde dieron paso al sonido de tiros esporádicos.


El portavoz del Ejecutivo burkinés, Lionel Bilgo, declaró a la televisión local BF1 que “ningún miembro del Gobierno ha sido detenido”, después de que algunos rumores apuntaran al posible arresto de Damiba. ”Se trata de una crisis interna en el Ejército y se sigue discutiendo en el seno del mismo para encontrar una solución sin escollos”, agregó Bilgo.


Estas circunstancias tienen lugar después de que el pasado 26 de septiembre un convoy de suministros que iba escoltado por el Ejército burkinés fuera atacado por terroristas cerca de la ciudad de Gaskindé (provincia de Soum, región del Sahel). El balance provisional oficial fue de once cuerpos de militares encontrados, 28 heridos (20 d