top of page

Dos hombres “castigados” con ropa de mujer: el retorno de la humillación pública en Afganistán

Activistas locales han documentado decenas de penas, incluyendo flagelaciones y ejecuciones. Hay pocas pruebas audiovisuales: sólo dos vídeos documentan estas tácticas, uno de los cuales muestra a dos hombres vestidos con chador

Un tribunal talibán decidió castigar a dos hombres vistiéndolos como mujer [Infobae]


La grabación muestra a dos hombres en una plaza de Kabul, subidos a una plataforma lo suficientemente alta como para que todos los transeúntes puedan verlos. Han sido acusados de pequeños hurtos y un tribunal talibán decidió “humillarlos” como “castigo” vistiéndolos de mujer, en un país considerado el peor del mundo para las mujeres, según el Instituto Georgetown para la Mujer, la Paz y la Seguridad.


Un video publicado el 16 de marzo en las redes sociales, Tik Tok, Instagram y Facebook, en el que aparecen dos hombres con chador en Kabul.


‘Quieren mostrar que estos hombres son débiles y cobardes’

“Para los talibanes, las mujeres son el símbolo de la de debilidad y la impotencia. Las mujeres sólo están para tener hijos y cocinar para sus maridos. Por tanto, es normal que llevar ropa de mujer sea una humillación innombrable para un hombre. Quieren decir que esos hombres son débiles y cobardes y no merecen ser llamados hombres: son mujeres”, explica Huda Khamoosh, militante afgana de derechos humanos que tuvo que huir del país en 2021 tras la vuelta al poder de los talibanes.


“Es bastante irónico pensar que sus terroristas suicidas hacían exactamente lo mismo: se ponían chador de mujer para pasar desapercibidos e inmolarse”, afirma. Esta práctica fue regularmente utilizada en atentados entre 2001, cuando los talibanes perdieron el poder tras la invasión estadounidense, y 2021, cuando los talibanes recuperaron el control de todo Afganistán.


‘Las mujeres son azotadas y torturadas en público’

“Que yo recuerde, es la primera vez que los talibanes utilizan esta forma de “castigo” para los criminales, pero han hecho cosas mucho peores desde agosto de 2021. A las mujeres no se les permite salir solas, siempre deben ir acompañadas de un familiar varón adulto, no se les permite estudiar, no se les permite trabajar, hay casos de mujeres divorciadas que se vuelven a casar con sus exmaridos. Y para colmo, las mujeres son azotadas y torturadas en público, como ya vimos en los años noventa” denuncia Huda Khamoosh.


Entre las imágenes más brutales del régimen talibán de Afganistán en la década de 1990 se encuentran los vídeos de lapidaciones y ejecuciones públicas de hombres y mujeres en estadios de todo el país. Estas imágenes conmocionaron al mundo.


Cuando Estados Unidos invadió Afganistán en 2001, los talibanes perdieron el poder y estos castigos públicos cesaron durante un breve periodo. Unos años más tarde, cuando los talibanes recuperaron el control de algunos territorios, se reanudaron las lapidaciones, flagelaciones y ejecuciones públicas en muchas zonas rurales, a pesar del establecimiento de un gobierno afgano respaldado por Estados Unidos.


Desde su regreso al poder, el grupo fundamentalista ha vuelto a aplicar estas sanciones. Ya en septiembre de 2021, los talibanes colgaban los cadáveres de cuatro hombres acusados de secuestro en una de las principales plazas de Herat, en el oeste de Afganistán.


Al menos 36 castigos públicos en Afganistán entre octubre de 2022 y marzo de 2023

Según Afghan Witness, colectivo que documenta las violaciones de derechos humanos cometidas por los talibanes, éstos llevaron a cabo al menos 36 castigos públicos en Afganistán entre octubre de 2022 y marzo de 2023. El colectivo ha documentado ejecuciones públicas y flagelaciones ordenadas por tribunales talibanes. Calculan que hay más de 200 víctimas.


El 17 de enero en Kandahar, fuedo histórico talibán en el sur de Afganistán, nueve hombres fueron azotados acusados de “adulterio” y robos.

Un tribunal talibán decidió castigar a dos hombres vistiéndolos como mujer [Infobae]


“Las víctimas son a veces miembros de la resistencia antitalibán [...] y muchas son simples personas acusadas de pequeños robos, tráfico de drogas o adulterio”, denuncia Mokhtar Wafayi, disidente afgano que vive actualmente en el extranjero.


Cuando los talibanes conquistaron Afganistán en 2020, primero cometieron actos crueles al azar por todo el país, pero pronto fueron detenidos por la cadena de mando talibán. Esto no quiere decir que no torturaran o mataran a gente: lo hacían, pero era en secreto, lo más discretamente posible.


Durante las negociaciones los talibanes prometieron respetar los derechos humanos

“Durante los años de negociaciones con los estadounidenses en Doha, prometieron respetar las cartas y leyes de derechos humanos que había firmado el anterior gobierno afgano. Pero al cabo de un año, cuando vieron que la comunidad internacional no tenía intención de reconocerlos como gobernantes soberanos válidos de Afganistán, volvieron a su verdadera naturaleza”, recuerda Wafayi que también es un experto en operaciones talibanes.


“Al fin y al cabo, todos los dirigentes talibanes son extremistas, pero algunos de ellos, que llevan años en Doha y han participado en las negociaciones con Washington, querían limitar o al menos ocultar al máximo las atrocidades cometidas por los talibanes para obtener el reconocimiento internacional de su régimen. Pero tras meses sin éxito, los más poderosos, entre ellos el mulá Haibatullah, líder de los talibanes, perdieron la paciencia”, explica.


Al no obtener reconocimiento internacional, reintroducen la sharía

“El 14 de noviembre de 2022, el mulá Haibatullah emitió un decreto en el que subrayaba que en Afganistán debía aplicarse la sharía islámica, incluidas las ejecuciones y el “hudûd” (término islámico que designa la tortura o el castigo público por un delito). A partir de ese momento aumentó el número de torturas y ejecuciones públicas. El 7 de diciembre de 2022, ejecutaron públicamente a un hombre en Farah, en presencia de altos dirigentes talibanes en un estadio” declara.


En marzo de 2023, Amnistía Internacional pidió públicamente al Consejo de Derechos Humanos de la ONU que abordara el deterioro de la situación de los derechos humanos en Afganistán.


“Desde que tomaron el control del país en agosto de 2021, los talibanes han violado los derechos de las mujeres y las niñas a la educación, el trabajo y la libertad de circulación, han diezmado el sistema de protección y apoyo a quienes huyen de la violencia doméstica, han detenido a mujeres y niñas por infracciones leves de normas discriminatorias y han contribuido al deterioro de la situación de los derechos humanos en Afganistán”, denunció AI.

 

(c) 2023, Infobae

https://www.infobae.com/america/mundo/2023/04/10/dos-hombres-castigados-con-ropa-de-mujer-el-retorno-de-la-humillacion-publica-en-afganistan/



Bình luận


Featured Review
Tag Cloud
bottom of page